sábado, 1 de octubre de 2016

7 cosas que no sabías de LAS caderonas. Por eso los hombres las buscan

Hay traseros de todos tamaños y no podemos negar que cada uno tiene su rasgo especial. Muchas chicas se desgastan por tener un buen trasero y otras simplemente están contentas con lo que tienen, lo cierto es que cada retaguardia tiene lo suyo y las mujeres deberían de sentirse orgullosas.
Hay ventajas y desventajas de tener ciertos tipos de trasero, pero hoy toca hablar de las grandes retaguardias y sus ventajas Aquí te dejamos 7 razones por las cuales tener un buen par de sentaderas es lo mejor.
1.- Eres simplemente más atractiva.
Así es, de acuerdo a algunos psicólogos (aunque no se necesitan tantos) los hombres prefieren a mujeres con esta zona más rellena, ya que acentúa la forma de la columna vertebral y la chica se ve más derecha. (Sí, ajá).
2.- Tienes mejor sentido de la intuición.

Algunos teóricos evolucionistas afirman que la inteligencia emocional tiene que ver con el tamaño de las sentaderas de las chicas, ya que al ser más atractivas al instante, tienen que desarrollar mejores habilidades sentimentales y darse cuenta de las personas que en verdad desean estar con ellas por lo que son y no por cómo se ven.

3.- Subir las escaleras te sirve de ejercicio.

Es cierto que a todas les sirve de ejercicio, pero cuando tú las subes se mueven más músculos debajo de la cintura, lo que significa que cuando una chica de buena retaguardia sube la escalera aunque sea una vez, hay buen ejercicio implicado.

4.- No te sientes tan hambrienta.

Ya que tienes tus buenas reservas de grasa en  tu retaguardia, así que si te malpasas de vez en cuando no te afecta tanto, aunque igual evítalo. El caso es que tener esa grasa reservada le da a tu cuerpo un sentido de protección y posibilidad de sobrevivir a algunas situaciones de emergencia.

5.- Tu baja espalda está bien protegida.


Una gran retaguardia hace que tengas que esforzarte menos al mantener tus lugares débiles de la baja espalda con el mínimo esfuerzo posible, diferente a cuando no tienes sentaderas, ya que tienes todo al descubierto y esa zona es más vulnerable.

6.- Te hará la vida más fácil durante el embarazo.

Esto más que nada porque el peso va a poder estar en equilibrio y seguro la columna vertebral no tendrá que hacer tanto esfuerzo al mantener la barriga.

7.- Tus hijos serán más inteligentes.

De acuerdo a varios estudios, un gran trasero guarda muchos nutrientes, tales como los ácidos grasos omega-3, lo que significa que cuando la mujer se encargue de alimentar al bebé con su leche materna, todos  esos nutrientes se le pasarán al recién nacido. 

Estas vitaminas funcionan para desarrollar un buen cerebro y tener un sistema nervioso estable. De ahí la atrevida conclusión de que por tener gran trasero los hijos serán más brillantes.

¿Conoces otra ventaja?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario