martes, 4 de octubre de 2016

Casi muere por usar la brocha de maquillaje de su mejor amiga, Compártelo con tus amigas

Monica Browers asegura que ni siquiera el parto natural le dolió tanto. Hace tan solo dos años ella pasó uno de los peores momentos de su vida, cuando quiso taparse un grano y le pidió prestada a su amiga una brocha para maquillaje, no creerás lo que sucedió a continuación.
Monica le contó su historia a una revista australiana. Ella empezó, después de utilizar la brocha, a sentir un dolor pequeño en la espalda, que iba creciendo poco a poco al grado de hacerse insoportable, el peor dolor que ha sentido; cuenta Monica a la reportera de está revista. 
 
 
Mantuvo su vida diaria a pesar del insoportable dolor, pero cuando empezó a perder sensibilidad del cuerpo fue hospitalizada con urgencia. Los doctores tuvieron que realizar una operación que les revelará la razón de la misteriosa enfermedad.
Se trató a un estafilococo (una bacteria) resistente a todos los antibióticos que había viajado hasta su columna, creando una grave infección, un dolor horrible y que por último la tuviera invalida en una silla de ruedas.
 
 
Buscando la causante de la infección, se dieron cuenta que la brocha de maquillaje era la responsable, pues la amiga también tenía una infección fuerte en la cara. Nadie se imaginaría que prestando tranquilamente un artículo de belleza como esta brocha,  se pudiera provocar una enfermedad tan horrible que ponga en riesgo tu vida. 
 
Lamentablemente Monica sigue en una silla de ruedas y hasta la fecha sigue tomando cantidades fuertes de antibióticos, pues la infección no deja de estar presente. Su amiga se siente muy mal por la condición de su amiga, pero la verdad es que el sistema inmunológico de Monica estaba muy debilitado y tuvo la mala suerte de recibir una extraña bacteria capaz de arruinar la salud de una persona por completo. 
 
 
A pesar de que Monica ha tenido que cambiar toda su vida radicalmente, ella se mantiene positiva, está muy agradecida de que los doctores hayan podido sacar esa bacteria de su columna y ahora lo que sigue es la rehabilitación.

 Empieza por caminar una hora diaria, hoy puede caminar hasta 3, según nos dice, está aprendiendo a moverse de nuevo. Afortunadamente se mantiene muy positiva a este cambio, asegura que todo pasa por algo, lo cual es maravillo pues siente que tiene una segunda oportunidad. 
 
Nota: Los nombres en esta historia fueron cambiados por respeto a los que la padecieron. La imagen que ven en este artículo son reales. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario