martes, 4 de octubre de 2016

Compro este garage abandonado en una subasta por $100 dolares. Al abrirlo casi le da un infarto porque…


En la vida dice un dicho que ¨ De la muerte y de la suerte Nadie se escapa¨ en esta ocasión a este hombre le llego la suerte de la vida, fue una maravilla fue un verdadero regalo y un verdadero golpe de suerte, acontinuacion le contaremos la historia de un Hombre que con poco consiguió mucho.
Un hombre neoyorquino, que estaba en Portugal, invirtió parte de su dinero que tenía en un garage. El garage que adquirió tras comprarlo, contaba con muchas hectáreas y metros cuadrados.
El hombre lo compró porque pensaba meter las cosas que le sobraban en su casa, para usarlo como bodega, pero lo que no sabía que allí mismo se encontraba un bodega la cual nunca visitó. Esta contenía una gran sorpresa que lo dejó con los ojos y la boca abierta y con una gran alegría.
El propietario que tenía cosas antes allí, se fue al otro mundo 15 años antes, por lo cual el lugar estuvo mucho tiempo abandonado. No dejó a nadie como heredero de lo que se encontraba ahí dentro del garage, entonces, pensaban que no había nada importante.
El garage tienía puertas de hierro fuertemente reforzadas y nadie se ocupó en querer abrirla y ver qué había. Tras abrir la puerta, el hombre neoyorquino se encontró con una colección de autos que para su sorpresa valía millones. Para destacar algunos de la colección, se encontraban las siguientes marcas: Mercedez Benz 180/19, Alfa Romeo, Austin A30, Ford Cortina MKII y muchos más. Lo mejor de esta historia es que con pocos arreglos que le realizaron a estos autos, arrancaron y andan perfectamente los dejó en un impecable estado.

Compró un galpón abandonado pero una sorpresa lo esperaba.

Este terreno estuvo vacío por 15 años, dado que el propietario y su esposa habían fallecido sin dejar herederos, de hecho el terreno se vendía para pagar los impuestos. Este galpón tenía unas imponentes puertas de hierro soldadas de modo que no era fácil saber que había dentro del mismo sin derribar las mismas. 

sorpresa

De hecho a nadie le preocupaba demasiado porque pensaban que adentro solo habría basura amontonada. 

Conclusión, el jubilado neoyorkino compró el terreno con el galpón a la mitad de su valor. 
Apenas compró el terreno se dirigió al galpon e hizo tirar los portones y entonces... 

compra

abandonado
inesperada
galpón

No hay comentarios.:

Publicar un comentario