sábado, 15 de octubre de 2016

El amor tiene 5 etapas y la mayoría de las parejas no logran superar la tercera

La mayoría de las personas hemos pasado por una ruptura amorosa en algún momento de nuestras vidas, así que sabemos lo doloroso que resulta. Y aunque a veces nos justifiquemos con la frase “es que no era el indicado para mí”, siempre hay un poco de dolor ante un fracaso amoroso, pues no era lo que esperábamos.

A veces, a pesar de creer tener la ‘relación perfecta’, algo sucede mal y las cosas terminan. Este fenómeno tienen una explicación: el psicólogo Jed Diamond ha llegado a la conclusión de que las personas sí llegamos a conocer a nuestra media naranja; e incluso, las relaciones perfectas existen, sólo que no todas las personas son capaces de enfrentar estas 5 etapas de una relación.

1. Enamoramiento

Escena de la película Votos de amor

Esta es la mejor etapa en una relación, pues te inundas de las hormonas de la felicidad. Enamorarse se siente tan bien porque se crea la ilusión de una vida feliz al lado de esa persona que tanto te gusta; imaginas que todos los deseos se cumplirán y que esta relación superará todo lo pasado. Crees fielmente en que está relación será para siempre.

2. Inicio de la relación

Esta etapa va muy de la mano con la anterior; sin embargo, aquí ya existe un compromiso formal. Ya no sólo es una cita la que tienes con esa persona; ambos han adquirido ciertas responsabilidades que implican las relaciones de pareja.

 Se conocen mutuamente, de una manera más intima, y es en esta etapa en la que muchas parejas deciden casarse y tener hijos, lo cual fortalece aún más su relación.
Te sientes amada, protegida y segura. Crees que estás en el máximo nivel del amor y no hay nada más allá. Aquí es donde aseguras que la persona que está a tu lado es ‘el amor de tu vida’ y nada los podrá separar.

3. Decepción

Esta es la etapa en la que la mayoría de las relaciones fracasan. Si bien, durante la segunda etapa comenzamos a identificar que nuestra pareja es un ser humano con defectos como cualquier otro, también la realidad cae como un balde de agua helada. Puede ocurrir lentamente, o puede suceder en un abrir y cerrar de ojos. 

 Al parecer lo que antes había entre tu pareja y tú se está apagando: él ha cambiado demasiado y ya no queda ni un poquito del ser humano que te enamoró perdidamente; quieres tomar un respiro, necesitas saber si realmente él es el indicado, porque al parecer no es el tipo de persona con la que esperas pasar el resto de tu vida.

4. Superación de la crisis y amor real

Escena de la película One Day

Pocas relaciones logran saltar a esta etapa; sin embargo, una vez que lo haces, las cosas se vuelven más sencillas y bonitas. Atrás han quedado las idealizaciones de una pareja perfecta, ahora sabes que estás con un hombre real, con defectos y desventajas. Lo entiendes y aceptas, ambos comienzan a sentir un amor real e indestructible.

5. Uso del potencial de ambos para cambiar al mundo

Escena de la película Amor y otras adicciones

Ambos han entendido que su relación tendrá momentos difíciles, pero que su amor es capaz de superar todas las diferencias y malentendidos. Se ha creado una conexión profunda entre los dos, y es cuando entienden que juntos tienen la fuerza para lograr grandes cosas en este mundo. No sólo como pareja, sino como seres humanos. 

Tienen un propósito y están dispuestos a cumplirlo. Comienzan a trabajar por él, se alientan mutuamente y superan cada obstáculo. Es en este momento cuando sientes la seguridad de que en verdad ‘él es la persona indicada’.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario