martes, 18 de octubre de 2016

En lo profundo del mar esto se acerca a un buzo rápidamente y le pide ayuda. Entonces sucede esto y todos quedamos en shock…

En el mundo animal  hay una infinidad de especies descubiertas y,  nos imaginamos, que existen aun más sin ser descubiertas. De los animales que en la actualidad conocemos hay unos muy extraños físicamente, existen espeluznantes, unos que son una hermosura y algunos otros que son magníficos e imponentes.
Los animales terrestres son los que más conocemos, en cambio los del mar es otro cuento. Científicos y estudiosos indican que hay millones y millones de especies marinas que no se han descubierto debido a nuestro imposibilidad de llegar al fondo del mar, incluso con el avance de la tecnología.
De los animales que si conocemos, hoy te hablaremos de uno: entre sus características está ser uno de los animales más inteligentes del mundo, son muy sociables, respiran aire pero viven en el mar, tienen un espiráculo en sus cabezas, son muy lindos y de color gris. Si, estamos hablando de los delfines.
Resultado de imagen para delfin 800x600
Los delfines oceánicos, muy distintos a los delfines de río, pueden medir entre 2 a 9 metros de largo. Suelen estar cerca de las costas y ser muy amigables con los humanos. Estos hermosos animales son cetáceos por ende utilizan los sonidos, las danzas y los saltos para comunicarse y cazar.
Hoy te traemos un vídeo que mucho más allá de ser hermoso, es impresionante. Keller Laros y sus amigos, decidieron realizar una incursión nocturna, para ver como era la vida nocturna en el mar. Ellos estaban muy acostumbrados a realizar este tipo de actividades, sin embargo resguardaban en demasía su seguridad, por eso tomaron las precauciones convenientes.
En medio de la incursión, los buzos divisaron a un grupo de delfines que pronto se acercaron a ellos con la amabilidad característica de estos animales. A los pocos minutos sucedió algo impresionante. Un delfín se acercó a Keller Laros, este se dio cuenta de que el delfín no se encontraba del todo bien, pues en la aleta izquierda el delfín había un trozo de red de pesca, lo que indicaba que el delfín había quedado atrapado en una.
Laros le hizo señas al delfín para que se acercara, el animal lo comprendió a la perfección y se aproximó al buzo. 

Este con mucha cautela se dedico unos minutos a cortar la red y a retirar el gancho de la aleta del delfín. Los animales son seres agradecidos, realmente los intrusos nunca han sido ellos a nuestras vidas, sino nosotros en la vida de ellos. Seamos un poco más cocientes, los seres más inteligentes del planeta somos nosotros, debemos ayudarlos a mantener sus vidas sin ningún obstáculo, no causarle más problemas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario