martes, 25 de octubre de 2016

Esta mujer engordó simplemente por complacer a su NOVIO, te hará al saber el porqué

El sueño de muchas mujeres es tener las medidas perfectas de 90x60x90, piernas largas, torso delgado y cintura estrecha.
Los medios de comunicación nos bombardean con chicas que lucen así, y no solo modelos; también actrices que con sus cuerpos imposibles representan a mujeres que difícilmente nos encontraríamos en el día a día.
Por desgracia, muchas chicas arruinan sus cuerpos y su salud tratando de emular estos estándares de belleza, cayendo en enfermedades serias como la anorexia o la bulimia.
Pero el caso del que hablamos en este artículo… es totalmente lo contrario.
La estadounidense Monica Riley tiene exactamente el objetivo opuesto. Por ponerlo de forma clara y directa: Monica quiere ser la persona más gorda del mundo. Y su pareja, Syd, la ayuda en este objetivo. Ya pesa 318 kilos, y su objetivo es llegar a los 450.
hermosa
A sus 27 años, la chica, natural de Texas, tiene un página en internet en la que usuarios pagan por verla comer cantidades estratosféricas de comida a través de una webcam.
Su dieta diaria consiste en seis paquetes de galletas, salchichas, pan, cereal azucarado, dos batidos de productos para aumentar peso, cuatro sándwiches McChicken, cuatro hamburguesas dobles con queso, patatas fritas, 30 nuggets de pollo, macarrones con queso, dulces y como postre cuatro litros de helado.
Su novio la ayuda a comer, a veces usando un embudo.
Además de buscar ser la más obesa del mundo, Monica se atiborra a comida porque su novio la prefiere gorda. “Hacer el amor a una gorda es mejor que a una flaca” sostiene el novio.
helados
Ella quiere quedar inmóvil en su cama mientras él la alimenta, “para sentirse como una reina”. “Cuanto más grande es mi barriga, más atractiva me siento. Me encanta mi barriga grande, suave y rellena de comida”, confiesa Monica. Y Syd solo quiere hacerla feliz y ayudarla a conseguir su sueño.
¡Y le encanta hacerle fotos mientras su novia posa cual modelo!
Además de por sus cánones de belleza tan poco convencionales, la pareja causó aún más polémica cuando declararon que querían tener hijos.
Ajenos a lo que piensen los demás, tanto ella como su novio creen que mientras más coma, más atractiva está. Y en una sociedad en la que tener curvas no suele estar bien visto, supone un interesante soplo de aire fresco.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario