sábado, 1 de octubre de 2016

Esta mujer hizo algo increíble por su hija dando A LUZ A SU PROPIO NIETO, después de enterarse de esta noticia.

En este artículo te mostramos la triste historia de Alice Hohenhaus, una chica que con solo 4 años de edad le fue diagnosticada una terrible enfermedad. Fue algo muy duro para los padres de Alice, su pequeña llena de vida le diagnosticaban leucemia.

A sus 8 años la enfermedad ceso un poco pero volvió a recaer a los 9 años, lo más triste es que debido a las radiaciones a las que fue expuestas por el tratamiento tendría dificultades para tener hijos.
nieto3
Un buen día tuvo una gran sorpresa, Alice estaba esperando y de forma natural su primer hijo, lamentablemente con 15 semanas de gestión perdió al bebe, en ese entonces el médico le dijo que debido a las complicaciones sufridas en útero no podría tener un hijo. Fue entonces cuando la madre de Alice, Theresa Hohenhaus, decidió ayudar a su hija a realizar un sueño más en su vida, ser madre.
A Theresa  le fue implantado un embrión con el cual iba a concretar el sueño que tenía su hija, formar su familia.
“Alice aún tenía embriones y pensé, ¿por qué no?”, dijo Theresa.
“Pensé que era demasiado mayor y Alice al principio no quiso que lo hiciera porque estuve a punto de perderla dos veces, tuve una hemorragia durante el embarazo. Pero hacerla feliz y verla lo contenta que está ahora ha merecido la pena”.
Theresa, era madre de 5 hijos, inmediatamente le fue implantado el embrión quedo en estado.
 Fue muy emocionante, a cada cita y ecografía fuimos juntas y en todas lloramos juntas. Estamos muy unidas. Debo decir que fue la mejor experiencia de toda mi vida”, dice Theresa.
nieto2
Estaba preocupada por cómo me enfrentaría a ello cuando lo tuviera, pero fue muy natural, me lo colocaron encima y le di el primer abrazo mientras Alice cortaba el cordón umbilical.
Era tan bonito. Al principio estaba preocupada sobre el hecho de tener que entregárselo a  Alice, y ella estaba preocupada porque sabía que sería un sufrimiento para mí. Pero lo hicimos juntas y es un momento que recordaré toda la vida.
La fotógrafa Selena Rollason, estuvo en el parto, y capturó cada momento del emotivo nacimiento.
Selena dice lo siguiente “Como madre que soy, esta historia me llegó al corazón y el parto fue un hecho increíble de atestiguar. No pude evitar las lágrimas, ni siquiera puedo expresarlo con palabras, el ambiente fue tan electrizante y lleno de emociones, de alivio y de alegría’’.
Una madre siempre eta dispuesta a hacer lo que sea por sus hijos, y Theresa no fue la excepción, ella dice que lo haría otra vez sin dudarlo. Muy a pesar de las preocupaciones por el esfuerzo que supone, ella es una persona que goza de buena salud y dice que le encantaría darle un hermano a su nieto Parker, por lo que duda de que vayan a donar el último embrión que queda.
“Haría cualquier cosa por mis hijos y realmente merece la pena sólo por el hecho de ver tan feliz a mi hija Alice”.
Que te parece una historia de lo más entrañable y emotiva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario