viernes, 14 de octubre de 2016

Frota limón sobre tus cejas por 1 semanas todos los dias. ¡El efecto es fenomenal!

Esta tendencia se ha vuelto muy popular últimamente: cejas gruesas y tupidas: Aquí el lema “cuanto más, mejor” es el prevalente. Los tiempos de la ceja delgada y depilada (de moda en los años 90) han quedado muy atrás. Desafortunadamente, no todos tienen la suerte de haber nacido con unas pobladas cejas.
No obstante, hay una buena noticia para todos ellos: nadie va a quedarse atrás en lo que a esta moda se refiere. En este artículo te mostramos algunos trucos y consejos para fomentar el crecimiento de tus cejas.

 Y la mejor parte es que no tienes que gastarte una escandalosa suma en cosméticos de lujo o instrumentos que favorezcan su crecimiento. La mayoría de estos artículos se encuentran en cualquier hogar.
1. Aceite de ricino.

El aceite de ricino es uno de los medios más efectivos para acelerar el crecimiento de las cejas. Contiene proteínas, vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes que nutren los folículos del pelo y fomentan el proceso del crecimiento. Para aplicar el aceite de ricino, sigue los siguientes pasos:
  • Moja un bastoncillo de algodón con aceite de ricino y aplícalo directamente sobre las cejas.
  • Date un masaje suave con los dedos durante unos minutos.
  • Ahora deja que el tratamiento haga efecto durante unos 30 minutos o más.
  • Después retira cuidadosamente el aceite con agua templada.
  • Repite el proceso todos los días durante algunas semanas.
Consejo:  Si sientes alguna irritación en los ojos o en la cara, interrumpe el procedimiento inmediatamente.

2. Aceite de coco.
Otra forma de promover el crecimiento del cabello es con aceite de coco. Este contiene diversas proteínas y nutrientes, como la vitamina E y el hierro. También puede ayudarte a oscurecer las cejas.
  • Aplica varias gotas de aceite coco en las cejas y date un masaje con los dedos.
  • Deja el aceite actuar sobre tus cejas toda la noche.
  • Aclara el aceite con agua tibia a la mañana siguiente.
  • Repite el tratamiento todos los días durante uno o dos meses para obtener resultados.
3. Aceite de oliva.
Casi en todas las cocinas hay aceite de oliva. Pero este aceite no solo es un ingrediente básico para la comida, sino que también contiene vitamina E, que promueve el crecimiento de las cejas.
  • Simplemente aplica unas gotas de aceite de oliva sobre tus cejas antes de dormir.
  • Frótalo suavemente contra las cejas.
  • Deja que haga efecto toda la noche.
  • Enjuágalas a la mañana siguiente con agua tibia.
  • Otra alternativa consiste en mezclar 1/2 cucharadita de aceite de oliva con algunas gotas de miel y aplicar sobre las cejas. Frota brevemente y aclara después de media hora.
4. Jugo de cebolla.
También hay cebollas en casi toda cocina; su jugo contiene activadores del crecimiento del cabello, así como compuestos sulfúricos, a los que debemos el aumento de la producción de la capa de colágeno. Esto es muy importante para el crecimiento y el fortalecimiento de los folículos capilares.
  • Primero pica una cebolla pequeña.
  • Exprime el jugo de la cebolla picada dentro de un paño fino de algodón.
  • Frota el jugo sobre las cejas, déjalo secar algunos minutos y retíralo con agua tibia.
  • Repite este tratamiento durante varias semanas hasta alcanzar el resultado deseado.
5. Yema de huevo.
La yema de huevo contiene queratina, que activa el crecimiento del pelo.
  • Casca el huevo y separa la yema de la clara.
  • Bate la yema hasta que tenga una consistencia cremosa.
  • Aplica la yema de huevo sobre las cejas con un bastoncillo de algodón.
  • Despues de 15-20 minutos, retira la yema de huevo con agua fría.
  • Se debe repetir el tratamiento una o dos veces a la semana.
6. Semilla de fenogreco.
La semilla de la planta de fenogreco contiene proteínas, ácido nicotínico y lecitina, que aceleran el crecimiento del cabello y ayudan a regenerar los folículos capilares.
  • Primero pon una cucharadita de semillas de fenogreco en un tazón y agrega algo de agua hasta que queden completamente cubiertas.
  • Ahora espera por lo menos 5 horas hasta que las semillas se hayan ablandado.
  • Luego tritura las semillas reblandecidas en un mortero hasta lograr una pasta compacta.
  • Después añade a la pasta algunos trocitos de almendra y un poco de aceite de coco y bate todos los ingredientes.
  • Distribuye la pasta sobre las cejas antes de dormir y deja que haga efecto durante toda la noche.
  • Retírala al día siguiente por la mañana con agua tibia.
  • Repite el proceso 2 ó 3 veces por semana durante dos meses.
7. Aloe vera.
El aloe vera contiene enzimas que nutren los folículos del cabello y aceleran el crecimiento abundante de las cejas.
  • Extrae el gel de una hoja de aloe vera. Para ello, separa el gel de la hoja con un cuchillo.
  • Mezcla 1/2 cucharadita del gel con un poquito de miel y aceite de coco.
  • Aplica la combinación sobre las cejas.
  • Después de 30 minutos retira la mezcla con agua.
  • Repite el tratamiento diariamente por varias semanas consecutivas.
8. Limón.
El limón contiene ácido fólico, además de vitamina C y B, y muchos otros eficaces nutrientes que ayudan al crecimiento del cabello.
  • Corta el limón en rebanadas.
  • Frota una rebanada de limón sobre las cejas durante algunos minutos.
  • Después de unos 15-20 minutos, retira el zumo con agua templada.
  • Otra posibilidad es cortar la piel del limón en trozos pequeños. Déjalos en reposo en una taza llena en 3/4 de aceite de coco durante dos semanas. Coloca la solución en las cejas cada noche antes de dormir y déjala que se absorba toda la noche. A la mañana siguiente enjuaga la mezcla con agua templada.
Consejo: Evita la exposición al sol hasta que al menos hayan pasado dos horas tras la aplicación, ya que el zumo de limón puede aclarar el color del pelo cuando este se expone a la luz del sol.
9. Leche.
La leche no solo es esencial en la cocina, sino que además contiene proteínas y otros nutrientes que favorecen el crecimiento.
    • Pon un poco de leche en un bol pequeño.
    • Moja un bastoncillo de algodón y aplícalo suavemente sobre tus cejas.
    • Deja la leche sobre las cejas hasta que se seque y enjuágalas muy bien con bastante agua.
    • Repite estos pasos a diario durante algunas semanas hasta que hayas logrado el efecto deseado.
10. Nutrición adecuada
Puedes facilitar el crecimiento del pelo de otras formas, además de con tratamientos externos. Para ello, es imprescindible que sigas una alimentación adecuada. Si sigues unos cuantos consejos, tu cabello (incluido el de las cejas) crecerá con mayor rapidez.
  • Asegúrate de consumir alimentos ricos en vitamina A, como pimientos, boniatos y zanahorias.
  • Los alimentos que contienen grandes cantidades de vitamina C, como el pimiento, el brócoli, la papaya y la naranja, también favorecen el crecimiento del pelo.
  • Come suficientes alimentos con vitamina E, como almendras, cacahuetes, albahaca, espinacas y aceitunas.
  • Los productos ricos en proteínas como el queso,  el tofu, los frijoles, las lentejas y yogures también deberían formar parte de tu dieta.
  • Los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 favorecen el crecimiento del cabello; como por ejemplo los aguacates, las nueces, el aceite de oliva y el salmón.
  • Los alimentos ricos en hierro, como el pescado, verduras y carne magra deberían complementar tu dieta.
11. Más consejos y trucos.
Además de una correcta nutrición y los métodos presentados arriba, puedes seguir haciendo otras cosas para añadir volumen a tus cejas.
  • Masajea los folículos de debajo de tus cejas durante unos minutos todos los días, mediante movimientos circulares y suaves en dirección del crecimiento.
  • Cuida el área de la piel alrededor de las cejas con un peeling de vez en cuando.
  • Aplícate regularmente vaselina sobre las cejas.
  • Evita depilarte las cejas demasiado. Si se te pasa la mano, es posible que el vello no crezca más.
  • Evita el uso excesivo de maquillaje sobre las cejas, porque este puede impedir el crecimiento del pelo.
  • También es bueno evitar el estrés. Como sucede en otros casos, el estrés puede tener un efecto negativo en el crecimiento capilar.
Como puedes ver, no tienes por qué conformarte con unas cejas delgadas que apenas si se ven. Estos pequeños trucos son fáciles y baratos. Muy pronto puedes lograr el sueño de tener unas cejas pobladas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario