domingo, 2 de octubre de 2016

Hombre obligaba a su esposa a usar un candado para evitar que fuese infiel. 10 años después descubre que ella hizo esto

Fox News Latino informa de que una mujer de 25 años de edad, afirma que su novio instalado un cinturón de c@stidad improvisado en sus pantalones durante más de 10 años cada vez que iba a trabajar, para evitar que ella le engañara.

De acuerdo con El Universal, la mujer no identificada de Zacatalame, una comunidad pobre en el estado del Golfo de Veracruz, por último dijo a la policía del abuso el 28 de septiembre, después de que ella ya no podía tolerar el dolor causado por horas de no ser capaz de ir al baño debido al bloqueo en sus pantalones.
Ella dijo a la policía que estaba tan asustado de su novio, un agricultor de 40 años de edad, ella no podía comprender sus pantalones con cortes de tijeras.
Unas horas después la policía detuvo al hombre, que admitió el hecho y siempre que la llave del candado. La mujer, sin embargo, se negó a presentar cargos. 

 El novio fue detenido por un cargo menor y puesto en libertad poco después. Al día siguiente se firmó una declaración comprometiéndose a usar nunca más un candado en su novia o de abusar de ella de cualquier otra manera.

candado-2

Una activista por los derechos femeninos de Veracruz sostuvo que las autoridades fallaron ante todas las mujeres. “Esta chica fue víctima de un crimen por 12 años y ni la comunidad ni las autoridades hicieron algo al respecto”, afirmó. Y agregó, contundente: “La forma en la que se manejó este caso no fue acorde con la ley. Nadie actuó en contra del agresor”.
Su empleo se generalizó en la época de las Cruzadas, en la Edad Media. Hoy, en pleno siglo XXI, el “cinturón de castidad” vuelve a ser noticia. Increíble pero real, los alcances de la violencia de género parecen ser infinitos.
El uso de un mecanismo para evitar la infidelidad sexual de una mujer es tan antiguo como falsa la creencia de que puede llevarlo por dos o tres días sin que la portadora sufra alguna infección o problema de salud.

A pesar de que existen leyes para la protección de las mujeres, el Instituto Veracruzano de la Mujer y un número 01-800 para llamar en caso de violencia de cualquier tipo, el estado se mantiene entre los de mayor incidencia de abusos a ese sector de la población.

Araceli González Saavedra, de la organización Equifonía, dedicada a defensa de los derechos reproductivos de las mujeres, advirtió que hoy la tecnología funge como cinturón de castidad, pues con el rastreo de llamadas, cuentas de correo electrónico y la colocación de chips corporales, los hombres buscan mantener control sobre la mujer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario