sábado, 29 de octubre de 2016

¡Kim Kardashian se pasó de la raya! Increíble lo que hizo mientras vacacionaba en México...

Las selfies te pueden gustar o no, lo cierto es que es impresionante la popularización que tuvieron y que en la actualidad son algo fundamental de nuestra sociedad, después de todo con ayuda de las redes sociales las mismas tienen sentido.

Kim Kardashian

A todos nos gusta, quizás a ciertas personas más que otras, pero todos disfrutamos de tomarnos unas cuantas selfies cada tanto ¿Cierto? Parece ser que ha Kim Kardashian también le gusta, pero el problema es que quizás le gusta demasiado tomarse estas famosas auto fotos.
¿Por qué decimos que quizás le guste demasiado? Porque recientemente nos enteramos de algo realmente impresionante, es una curiosidad tampoco es que sea grave. Kim se tomó unas merecidas vacaciones con sus hijos en las playas mexicanas, el tema es que la misma Kardashian revelo unos datos sorprendentes.

Durante sus vacaciones se tomó alrededor de unas 6000 selfies, que teniendo en cuenta que estuvo cuatro días de vacaciones, fueron un total de 1500 selfies por día. No nos queremos ni siquiera comenzar a imaginar la cantidad de horas diarias que perdió tomándose fotografías.
Ella misma comenta que muchas personas piensan que tomarse selfies es una tontería, que incluso es hasta ridículo. Sin embargo, ella disfruta de tomarse selfies y compartirlo. Acepta que quizás si sea realmente ridículo, pero realmente lo disfruta y se divierte haciéndolo así que seguirá hasta el día que se canse.
Lo cierto es que con lo buena que esta Kim nosotros preferimos que siga exactamente igual, tomate todas las selfies que quieras, total lo único que nos queda a nosotros hacer es simplemente disfrutar de ese hermoso cuerpo que tiene.

Uno de los looks playeros más hot de Kim estuvo compuesto por un bikini blanco de corte alto y su top fue una camisa corta que mojó un poco para dejar ver sus pezones. 

 En la fotografía, Kim posó para un selfie en compañía de su amiga Steph y de Jasmine Sanders.

Kim dio a luz a su segundo hijo con Kanye West el pasado mes de diciembre, y desde entonces no ha hecho más que trabajar fuerte en recuperar la figura perfecta. Su plan de dieta y ejercicios la hicieron perder más de 31 kilos. 

 Las redes sociales de la autora de Selfish se ha llenado de selfies sugerentes y twerkings candentes, donde su famoso trasero y sus pechos han sido los protagonistas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario