lunes, 17 de octubre de 2016

Le dieron 18 meses de vida pero él curó su cáncer… de una manera practicamente ilegal

Esta es la historia de David Hibbitt es un hombre de Gran Bretaña de 33 años de edad y es un sobreviviente del cáncer. En abril del año 2016, se casó con su novia con quien ya tenía seis años, Heather, para celebrar que estaba curado. 

Aprovechó la ocasión para anunciar a sus seres queridos y amigos más cercanos que el cáncer había desaparecido por completo. Sin embargo, el camino hacia la curación definitiva había sido muy difícil.
En el mes de febrero del año 2015, los médicos le informaron a David que su cáncer de intestinos, que fue diagnosticado a mediados del año 2012, había llegado a su fase terminal. Afirmaron muy seguros que le quedaban tan solo 18 meses de vida, aproximadamente. 

Esto fue un golpe muy duro para David, pasa su novia y para su familia. Sin embargo se convirtió en un momento de quiebre, en el que él decidió que haría lo posible para curarse, sin importar la opinión de nadie, a veces siquiera de los médicos.
David decidió recurrir a fuentes naturales y tomó la decisión de probar un tratamiento alternativo del que le habían contado sus amigos y sobre el cual había leído mucho en Internet: el aceite de cannabis. No le importó tener que quebrar la ley para probarlo. Antes de decidirse por este tratamiento poco convencional, David había intentado todo con la medicina tradicional.
Resultado de imagen para aceite de cannabis 800x600
Para este británico la cirugía y la radioterapia no habían funcionado, y él sentía que la quimioterapia lo estaba matando. Fue entonces, tres meses luego del diagnóstico terminal, cuando decidió que no tenía nada que perder. Los efectos del aceite de cannabis, según él mismo explica, fueron inmediatos.
“A las pocas horas, comencé a sentir hambre y a poder dormir mejor. Luego de algunos días, sentí que volvía a ser yo mismo después de la quimio. 

Mi cabello crecía y me sentía bien. Luego de algunas semanas, desapareció un temblor en mis manos y pies que tenía como efecto de la quimioterapia y me habían dicho que duraría para siempre”, indicó. 

Con esa primera experiencia, David supo que el nuevo tratamiento había valido la pena, porque había mejorado su calidad de vida. Fue entonces cuando quiso ir por más.
“Me decidí a tomar más aceite y no volver a la quimio. Me habían dicho que era un paciente terminal. ¿Entonces qué sentido tenía hacer quimioterapia y pasar sintiéndome mal los últimos dos años de mi vida?”, razonó y explicó David.  Para alegría de él, de su novia y de su familia, el aumento de la dosis de aceite de cannabis fue un éxito.
En febrero de 2016 David va a una consulta médica y ahí le indican que el cáncer había desaparecido por completo. La manera de celebrar esta noticia fue iniciando los preparativos de la boda entre él y su prometida, Heather. Aquí puedes ver y escuchar al propio David contando la historia de su recuperación. Esperamos que disfrutes de esta asombrosa historia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario