martes, 25 de octubre de 2016

Su hija baja gritando las escaleras. Lo que tiene en el cuello es horrible… Tienes que verlo todo

Esta es una historia de una familia común de los Estados Unidos. Ellos viven en Illinois, Chicago; esta familia esta compuesta por mamá, papá y cuatro hermosos niños. Una navidad, Jackie Fedro, le regaló a su hija mayor, llamada Gabbie, algo que ella deseaba mucho, su primer teléfono celular.

Jackie estaba muy contenta por ver a su hija mayor muy feliz y Gabbie lo estaba porque por fin le habían dado algo que ella realmente deseaba con todas sus ganas. Sin embargo, al poco tiempo nadie se imaginó lo que este regaló le iba a ocasionar a Gabbie.
Un día como cualquier otro, Jackie hablaba por su móvil tranquilamente sobre los niños, la rutina y as compras con su mejor amiga, cuando de repente escuchó un grito muy fuerte que la dejó atónita y le heló la sangre. Era de su hija mayor Gabbie, quien bajó las escaleras corriendo muy rápido y llorando mientras se tomaba el cuelo con una de sus manos.
Jackie le preguntó que ocurría pero ello sollozaba y lo que hacía era tomarse el cuello. Lo que vio Jackie la aterrorizó. Gabbie tenía una muy feas quemaduras en su cuello, cuando Jackie las observó, le preguntó con mucho desespero a su hija lo que había pasado.
Gabbie se encontraba utilizando el cel.ular que su mamá le había regalado en navidad, el teléfono se estaba cargando, cuando el cable del cargador del celular hizo contacto con una cadena que llevaba Gabbie en el cuello, causó un cortocircuito que le provocó esas quemaduras de segundo grado.
Luego de este incidente, Jackie decidió publicar lo ocurrido en su Facebook junto con la historia, con la finalidad de que Gabbie fuese la única persona en pasar por esto que le sucedió. Jackie agregó que lamentaba mucho que por culpa de un regalo que le hizo ella, su hija llevara unas cicatrices para toda la vida.
Todos sabemos que nuestro móviles han pasado de ser algo complementario a algo completamente indispensable. Sin embargo, no debemos olvidar que estos son aparatos eléctricos, sobretodo cuando están conectados a la fuente de carga, y que por desgracia pueden dañarnos si fallan. Por favor toma las medidas preventivas necesarias para que no te ocurra lo que le pasó a Gabbie.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario