domingo, 16 de octubre de 2016

Tenía sus manos llenas de MANCHAS y MUY RESECAS, su amiga le recomendó esto, lo aplicó y los resultados están increíbles.

Nuestras manos son nuestra carta de presentación, cuando nos presentan a alguien le damos la mano.Ellas  son una herramienta de trabajo, una zona de nuestro cuerpo que, al igual que el rostro, se reseca y envejece por su permanente exposición a las agresiones externas.
Otra de las situaciones contra la cual debemos lucha es con la exposición a los rayos ultravioletas, ellos causan grandes daños a nuestra piel cuando llegan directamente. Las manchas, la resequedad, las arrugas son algunos de los efectos producidos por nuestra rutina del día a día sin que nos demos cuenta.
manos-manchas-2
Para nadie es un secreto que los remedios naturales siempre serán la mejor opción en cuanto a la salud se refiere, esto aplica tanto a la piel como a lo interno de nuestro cuerpo, así que las manos no son la excepción.
Por lo tanto, solo agua y el jabón no son suficientes para mantenerlas en buenas condiciones, así que toma nota de lo que te presentamos en este artículo para que le digas adiós de una vez por todas a las odiosas manchas de tus manos.
Necesitaras:
  • cucharada de miel, (1) cucharada de yogurt y (1) cucharadita de jugo de limón.
Forma de preparación:
Toma un recipiente limpio, en el cual mezclaras todos los ingredientes hasta que logres una pasta homogénea y suave, esto lo harás en tan solo unos minutos.
Forma de uso:
Debes aplicar la crema sobre tus manos y dejar que actué por un espacio de 15 minutos, pasado este tiempo procede a retirarla, es importante que cada noche realices este procedimiento para así obtener mejores resultados.
Y de seguro dirás porque solo en las noches, pues la razón es debido a que no es conveniente que te expongas al sol cuando tengas la mascarilla aplicada, pues el efecto del limón puede  que manche tu piel.
Luego que hayas realizar la aplicación dos veces, notaras como tus manos irán recuperando la belleza y suavidad que siempre las caracterizo y que ya habías perdido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario