domingo, 16 de octubre de 2016

Todo lo que puedes hacer con la ASPIRINA no lo sabias, después de ver esto estarás sin palabras.

Es muy probable que diariamente al menos nueve de cada diez personas tengan unas cuantas aspirinas guardadas en su bolso. Y es que este medicamento es tan útil y oportuno que nadie se imagina saliendo a su jornada laboral sin una de estas pastillas en su cartera.
Sabemos que comúnmente esta medicina es usada para tratar inflamaciones y dolores generales, ya que actúa como un excelente analgesico. Pero además, recientemente se descubrió que funciona también como un anticoagulante, es decir, que ayuda en la disolución de coágulos sanguíneos.
Sin embargo, la versatilidad de este fármaco no se limita allí. El ácido acetilsalicílico, que es el componente principal de la aspirina, hoy en día también es empleado para tratamientos no sólo de padecimientos en nuestro organismo. No podrás creer para lo que también se emplea esta maravillosa medicina, sigue leyendo para que te enteres de otros usos de la aspirina.

aspirina

Además de sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias, la aspirina se ha llegado a emplear en tratamientos de belleza, sí, tal como lo leiste. Existen varios tratamientos para el cuidado estético que están hechos a base de ácido acetilsalicílico. Mira algunos de ellos:
Anticaspa: por muy loco que parezca, la aspirina puede ayudarte a combatir la caspa. Para comenzar a darle este nuevo uso a la pastilla sólo debes triturar unas cuantas y añadirlas a tu champú. Otra manera de proceder a este tratamiento es triturando las pastillas y mezclandolas con agua tibia hasta que tengas una especie de crema; Esta crema la aplicarás luego de lavarte el cabello y la dejarás actuar durante unos diez minutos y luego la retiras.
Antiarrugas: puedes hacer una mascarilla a base de aspirinas mezclando agua tibia, vinagre de manzana y añadiendo unos comprimidos triturados para conseguir una masa homogénea que aplicaras sobre tu rostro y dejarás que actúe durante veinte minuto. Este tratamiento te ayudará a disminuir las arrugas, el acné y las líneas de expresión.
Elimina los callos de tus pies: haz una mezcla con unas aspirinas trituradas, agua tibia y limón. Vierte esto sobre los callos de tus pies, masajea durante unos minutos, déjalo reposar de 10-15 minutos, luego retíralo y acaba con el resto de la piel muerta frotando la zona con una piedra pómez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario