martes, 22 de noviembre de 2016

La cámara de vigilancia graba a la abuela en la cuna. Lo que la madre de la bebé ve en el seg 13 le hace partir ...

Valerie Sharp es una abuela de 61 años con una talla “petite”. Vivi, como la conocen sus nietos, a veces necesita un taburete para hacer sus tareas diarias, pues mide 1,55m.

 Es lo que hace cuando va a poner a sus nietos Reed, de 2 años, y Lola, de 11 meses de edad, a dormir. “Si no lo hago así, mi nieta se caería dentro y se despertaría”.
Pero el pasado viernes esta mujer de Huntsville, Alabama, iba a poner a la pequeña Lola a dormir en su cuna cuando la fuerza de la gravedad la traicionó de la peor de las formas. “No sé cómo sucedió, porque lo he hecho mil veces antes, pero creo que me he puesto un poco gordita por arriba”.


Conozco madres que han puesto a dormir a su bebé en una habitación apartada desde los primeros días. Hay métodos de crianza que lo recomiendan (aunque casi nadie lo hace), argumentando que si no conoce el dormir acompañado, nunca querrá dormir con los padres y así no dará "problemas por las noches". 

La realidad es que no se recomienda que un bebé duerma solo, en otra habitación, antes de los tres meses. El riesgo de muerte súbita, el riesgo de atragantamiento tras una regurgitación y el riesgo en general de que le pase algo mientras dormimos es alto, así que no, no es antes de los tres meses. Además, el argumento es erróneo. 

Parte de la base que un bebé que quiere dormir con los padres lo hace porque lo ha aprendido y esto no es así. Los bebés nacen queriendo estar con nosotros, necesitando estar con nosotros. 

Algunos hay que podrían dormir solos en otra habitación sin llamarnos, pero son una minoría tan minúscula, seguro, que no tiene sentido hacer la recomendación para todos los bebés. O a los seis, como recomiendan muchos profesionales porque podría estar ligado el dormir solos con el empezar a comer. Digo yo, porque si no, no sé cuál es el argumento

. Dicen algunos estudiosos del sueño que a los seis meses todos los bebés pueden dormir toda la noche. Les invito a que vayan a mi casa, y a todas las casas donde haya bebés de seis meses, para que se den cuenta de que eso es mentira

No hay comentarios.:

Publicar un comentario