martes, 22 de noviembre de 2016

Pon un pedazo de AJO en ESTA PARTE de tu cuerpo y veras lo que pasa a tu salud.

Seguro que ya sabes que muchas plantas y vegetales tienen un poder medicinal asombroso. Su usos tienen su origen hace miles de años y, al día de hoy, se sigue utilizando, a pesar de los muchos avances de la ciencia moderna.
Sin embargo, esto es un indicativo de que muchos de esos remedios son aún efectivos, y el ajo es una de esas plantas que tiene muchísimas propiedades curativas para nosotros. Por eso, conocerás los beneficios que nos aporta a nuestro cuerpo el ajo.
Recientemente, se ha podido comprobar que si colocamos ajo en algunas partes concretas del cuerpo podemos obtener unos resultados fantásticos para ciertas enfermedades.
Debemos colocar un pequeño trozo de ajo dentro del oído para poder aliviar esos problemas que se asocian con esa parte del cuerpo. Gracias a sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias, podemos curar enfermedades como la obstrucción por cerumen, infecciones e incluso los zumbidos que nos molestan durante varios días.
Solo tenemos que poner un diente de ajo en nuestro oído, en la superficie, sin que llegue entrar. Es como si estuvieras utilizando un auricular. Entonces, puedes ir a dormir con el ajo. Al día siguiente, los zumbidos, el dolor, la infección o cualquier otra molestia que tuvieras habrán desaparecido.
Se trata de un remedio muy fácil y rápido para cualquier enfermedad relacionada con el oído. Sin embargo, si no podemos apreciar la mejoría, deberemos acudir a nuestro médico para que nos evalúe y nos medique si es necesario.
Además de estas propiedades, el ajo nos puede aportar:
• Potasio.
• Alcina.
• Quercetina.
• Vitaminas C, B1 y B6.
• Calcio.
• Fósforo.
• Ácido glutámico y aspártico.
Ajo para Infecciones Vaginales
El ajo también se puede utilizar para otras infecciones. Por ejemplo, si eres mujer y tienes infección de vagina, puede ayudarte a remediarlo. Debes atravesar un diente de ajo con aguja e hilo y meterlo en tu vagina con el hilo por fuera. Debes dormir con él toda la noche. Al día siguiente, quitas el ajo y habrás acabado con la infección de una manera muy rápida y efectiva.
Como puedes ver, el ajo tiene muchísimas aplicaciones que puedes empezar a poner en práctica desde ya.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario