sábado, 10 de diciembre de 2016

A mitad de la canción, el jurado interrumpe a este niño de 12 años. En 1:58, con lágrimas en los ojos, toma el micrófono de nuevo y sorprende a todos

La televisión se está haciendo un espacio en la industria del entretenimiento y es que gracias a los medios digitales de los que disponemos con libertad este aparato ha estado ocupando un plano más bien secundario. Los programas de concursos siguen siendo los más aclamados.
La noticia que te traemos el día de hoy se ha hecho viral en cuestión de horas y es que se trata sobre uno de los participantes del concurso televisado más importante del Reino Unido, claro que se trata de Britain’s got Talent. Lo que pasó tiene a todo el mundo con los nervios de punta.
Shaheen Jafargholi tiene apenas 12 años de edad y desde que recuerda ha querido convertirse en un cantante famoso. Para él la música va mucho más allá de una simple experiencia con la que ocupar los ratos libres de manera que le dedica un porcentaje considerable de su energía. Presta atención a lo que pasó con este chico.
Cuando se enteró de que había sido admitido para cantar en el concurso mencionado en el párrafo de más arriba no pudo contener la emoción que sintió. De acuerdo con su madre el niño cogió el móvil y llamó a sus abuelos y tíos para contarles lo que estaba pasando. Lo iban a poder ver en la tele.
Los ensayos antes del gran día transcurrieron con bastante normalidad porque él estaba acostumbrado a ese tipo de cosas y por eso nadie vio venir lo que iba a pasar después. Vale acotar que esto le puede ocurrir a cualquiera.
Shaheen Jafargholi se disponía a cantar Valiere delante de los jueces del concurso pero no había avanzado demasiado cuando uno de estos señores lo detuvo para decirle que lo estaba haciendo mal. En ese instante parecía que el niño estaba a punto de desmayarse.
La tensión se notaba en el ambiente porque de hecho la audiencia invitada estaba en completo silencio. Era la primera vez que algo así pasaba en medio del alboroto. La madre del niño también se estaba sintiendo un poco enferma; quería sacar a su hijo de ese aprieto.
Shaheen mantuvo la compostura hasta el último instante y cuando pensaron que se iba a retirar del escenario comenzó a cantar otra canción que hizo que los jueces se paralizaran en el acto. Aquello era algo sin precedentes. Si quieres saber qué fue lo que pasó no dejes de ver el siguiente vídeo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario