sábado, 10 de diciembre de 2016

Su hermano murió en un accidente de tráfico. 10 años después, sus padres revelan un secreto en su cumpleaños

Los quince años siempre son muy importantes para cualquier chica latinoamericana, pues a esta edad es que se hace una fiesta de lujo para celebrar que esa pequeña niña ya es toda una mujer. Monique Salinas, quien vive con su familia en Benavides, Texas, Estados Unidos, esperaba su ‘Quiceañera’ como nunca.
Aunque pudo tener su fiesta llena de muchas sorpresas, no todo en la familia de Monique fue bien en algún momento. Hace alrededor de 10 años su pequeño hermano menor, Mike, había muerto en un accidente de auto, en ese entonces Monique solo tenía 5 años de edad.
Ella menciona que lo extraña muchísimo a diario, pero decidieron que, pese a que sentían muchísimo dolor, la muerte del pequeño no sería en vano, por lo que decidieron donar todos sus órganos a alguien que de verdad pudiera darle un buen uso.
Gracias a esta decisión pudieron salvarle la vida a Aubrey Reeves, una completa desconocida, quien en ese entonces tenía solo ocho años de edad.
3
Esta chica tenía una enfermedad de corazón congénita, cuando Mike murió ya Aubrey había rechazado dos corazones, por lo que fue un completo milagro cuando supieron que el corazón de Mike no había sido rechazado. Así mismo, le trasplantaron sus riñones.
Esta donación fue completamente anónima, por ello Aubrey no sabía quién le había ayudado, tampoco la familia de Mike sabía si el trasplante había sido exitoso o no.
Cuando los padres de Mike supieron quién había recibido el corazón de su niño 10 años después, no lo dudaron ni un minuto e invitaron a la fiesta de su hija a Aubrey y a su madre.
Monique no tenía idea de esta sorpresa, pero sus padres sabían que extrañaba mucho a su hermano en ese momento. 6
Aubrey y su madre hicieron un viaje de 10 horas para poder conocer a la familia que le dio otra oportunidad a Aubrey. Cuando llegaron en un principio nadie sabía quienes eran, pero luego los padres de Monique y Mike revelaron el secreto. 
Cuando le dijeron a la chica que el corazón de su hermano se encontraba en ese momento allí, Monique comenzó a llorar desconsoladamente.
Aubrey se acercó lentamente a ellos y ninguno pudo contener la emoción de conocerla. Las dos chicas junto a la madre de Monique, Melissa, se abrazaron mientras lloraban juntas.
Esta fue una tremenda sorpresa, ahora las chicas se consideran hermanas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario