martes, 1 de agosto de 2017

Así luce Scarlett Johansson 3 Doritos después. Se puso mejor que Kim Kardashian. Tienes que verla, te dejará con los ojos cuadrados

Esta hermosa mujer nació en Manhattan, Nueva York, el 22 de noviembre de 1984 y desde muy pequeña se preparó para ser una exitosa actriz, estudiando en el Lee Strasberg Theatre Institute, una prestigiosa escuela de actuación.



Lo que aprendió en este instituto le permitió debutar en la pantalla grande siendo tan solo una niña de 9 años, cuando participó en la comedia North.

 Pero su gran oportunidad llegó en el año 2003, cuando trabajó en la película Lost in Translation, con la que logró convertirse en una verdadera estrella de talla mundial.

 A partir de ese momento Scarlett se convirtió en la mujer más deseada para todos los hombres del mundo y hoy te vamos a presentar el enorme cambio que vivió esta bella mujer a lo largo de los años.
Sin duda ella es la mujer perfecta…










Han pasado apenas unas semanas y ya nos hemos encontrado con la primera -y sorpresiva- ruptura entre celebrities de primer rango: Scarlett Johansson (32) y su todavía marido, el periodista francés Romain Dauriac (34), han puesto punto y final a su matrimonio.

 ¿Tan pronto?

 Sí, dos años les ha durado la pasión. La pareja comenzó a salir a finales de 2012 pero no fue hasta 2014 cuando decidieron formalizar su relación. Tuvieron una hija, se posicionaron como uno de los matrimonios más aplaudidos de Hollywood y hasta aquí.

Según la revista People, el comienzo del declive ocurrió el pasado verano. Ay, qué difícil es el amor en la meca del cine...

Tampoco es que Scarlett Johansson se haya caracterizado por haber tenido demasiada suerte en los asuntos sentimentales.

La actriz, una de las más deseadas de las últimas décadas y también la más taquillera de 2016, sigue sin encontrar la estabilidad personal.

Parecía que con Dauriac la cosa había cambiado -¡un galán europeo al rescate de la estrella hollywoodiense!-, pero también se le ha truncado la relación al poco de empezar. Johansson se enfrenta a un segundo divorcio en su currículum cuando todavía no ha cumplido los treinta y tres.

¿Demasiada fortuna en la faceta laboral hace que termine descuidando el aspecto sentimental?

 Esta fue la versión oficial de la separación de su primera marido, el también actor Ryan Reynolds. Incompatibilidad de agendas que repercutió en su relación.

Claro que por allí también pasaba Blake Lively...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario